traductor

viernes, 22 de junio de 2018

El mito del cannabis medicinal ? Afecta a la memoeria ? Ultimas accionnes de Canada para su legalización,pros/contras

Canada y varios estados de EEUU; legalizan la marihuana.ES DEBATIBLE, consumir como ocio con mesura,no nos debería preocupar mucho, aunque hay estudios que dicen que afecta a la memoria. Si puede preocupar si es la puerta de acceso a otras drogas, al empezar a considerar el binomio Ocio=Drogas, como principal disfrute....TAMBIEN sabemos que en España, es el lugar del mundo donde hay muchas personas entre 30 y 40 años pillados por la cocaína.En fin como en todo,los excesos seguro que pasan factura

--

 

*En este caso SNB, hace unos 8 años acerto " elEconomista.es
26/10/2010 - 

"Puede que mañana sea legalizada en California, pero lo será pasado en todas partes. Para recaudar, claro, pero no sólo. En 1933 se levantó la Ley Seca para que se pudieran ahogar las penas en alcohol, y se recaudó. Ahora se legalizará la marihuana para recaudar y para calmar a quienes la crisis pueda hacer sentir nerviosos" SNB http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2553632/10/10/Las-consecuencias-de-la-crisis-Nino-Becerra-y-la-legalizacion-de-la-marihuana.html

 

El mito del cannabis medicinal

Publicado por



Fotografía: Rafael Castillo (CC).

Cannabis es un género de plantas dioicas que incluye tres especies: sativa, indica y ruderalis. El cáñamo se ha cultivado desde hace milenios con el fin de aprovechar sus fibras para hacer tejidos y cuerdas, para alimentar aves y otros animales con sus frutos, los cañamones, y como droga, médica o recreativa. Cada año, ciento ochenta millones de personas consumen algún derivado del cannabis por sus poderes psicoactivos y, a nivel mundial, es la principal droga ilegal, tras el alcohol, el tabaco y el café, legales en la mayor parte del mundo. No obstante, el estatus jurídico va cambiando con rapidez y el Tribunal Supremo de México, el principal productor mundial de cannabis, dictaminó en 2015 por cuatro votos a uno que prohibir el consumo y cultivo de cannabis para uso personal violaba el derecho humano al libre desarrollo de la propia personalidad. Esta consideración como un derecho humano ha sido una sorpresa, puesto que otros movimientos legalizadores, como en Irlanda, donde han aprobado el uso supervisado de heroína, citan razones de salud pública, de uso compasivo o económicas, pero no lo consideran un derecho del ciudadano.
-
El principal compuesto psicoactivo del cannabis es el tetrahidrocannabinol (THC), aunque la planta contiene más de cien cannabinoides cuyas propiedades distan de ser conocidas. Es importante porque, por ejemplo, otro de ellos, el cannabidiol (CBD), parece ser útil para reducir el dolor y la inflamación, controlar los ataques epilépticos, tratar alguna enfermedad mental e incluso para ayudar a dejar la adicción al cannabis, y hay de hecho un ensayo clínico en marcha para su posible utilización. El THC incrementa el apetito y reduce las náuseas y se han aprobado medicamentos con THC o CBD con estos objetivos. Hay algunas pruebas de que el  THC también puede ayudar a disminuir el dolor, la inflamación y a aliviar algunos problemas musculares.
Las sustancias psicoactivas del cannabis se acumulan en unos tricomas o pelos glandulares, que son especialmente abundantes en los cálices florales y en las brácteas de las plantas femeninas. El producto a la venta suelen ser los capullos de las flores (marihuana), la resina (hachís) o varios extractos grasos conocidos generalmente como aceite de hachís. El uso de los derivados del cannabis es un tema importante para la salud pública pues se trata de un consumo al alza. Además, los modelos de uso de cannabis están cambiando debido a distintos factores: la legalización en distintos países o estados, la disponibilidad de análogos sintéticos —uno de los más difundidos se conoce como «spice»—, la selección de nuevas variedades como el «skunk», más potentes y peligrosas, y el uso de nuevas herramientas para su consumo como vaporizadores y diversos productos comestibles. El resultado es que a día de hoy la adicción al cannabis ha superado a la de la heroína entre los europeos que buscan ayuda en los servicios especializados de atención a drogodependientes, pero se encuentran con un problema serio: no disponemos de ningún fármaco que ayude en este proceso, al contrario de lo que sucede con otras drogas.
No sabemos cuántos usuarios habituales de la marihuana quedan enganchados a este consumo. Una cifra citada a menudo habla de un 9 %, una referencia derivada de un estudio realizado en los Estados Unidos en la década de los noventa, lo que la haría menos peligrosa que otras drogas ya que las cifras correspondientes para la heroína son 23 % y 15 % para el alcohol. Sin embargo, han pasado muchas cosas en esos veinte años y los nuevos compuestos tienen niveles muy superiores de THC, lo que aumenta el riesgo. Por ejemplo, los consumidores de skunk triplican el riesgo de psicosis frente a los no consumidores y lo quintuplican si lo usan diariamente. Los principales síntomas de la dependencia al cannabis son ansiedad, irritabilidad, aburrimiento e insomnio al intentar dejar el consumo. Un problema es que mucha gente considera que no es adictivo, por lo que es posible que estemos subestimando este riesgo.
Puesto que el consumo intenso de cannabis se ha asociado a un mayor riesgo de trastornos mentales —incluido psicosis, adicción, depresión, tendencias suicidas, daño cognitivo y falta de motivación— es fundamental que tengamos una imagen clara de los efectos del consumo de esta planta, que no son los mismos que tomar una píldora con una concentración exacta de THC o CBD. Usando tomografía de emisión de positrones se ha visto que los usuarios de cannabis producen menos dopamina, algo que es más notable en pacientes que cumplen los criterios clínicos para abuso o dependencia y que encaja con lo que habíamos aprendido en los laboratorios de investigación en roedores. Los usuarios de cannabis también muestran una menor liberación de dopamina en respuesta a un reto estimulante y déficits cognitivos que incluyen una peor memoria de trabajo, como cuando se nos olvida algo que estamos haciendo en ese momento. Hay muchas otras pruebas que permiten concluir que la liberación de dopamina está alterada en los consumidores de cannabis y que incluso está alterada la morfología de las neuronas dopaminérgicas; por un lado, es un ejemplo llamativo de la plasticidad neuronal y, por otro, un detalle preocupante.
Un factor importante es la fecha de inicio del consumo y los datos que tenemos sugieren que debemos esforzarnos por evitar el consumo durante el embarazo y durante la adolescencia. Son dos épocas de la vida cruciales en el desarrollo cerebral, y la exposición al cannabis en el feto o en los jóvenes parece que tiene consecuencias en la vida adulta. Una de esas diferencias es que la exposición al THC durante la adolescencia aumenta el efecto de los cannabinoides posteriormente, sugiriendo que el inicio del consumo durante la adolescencia incrementa el riesgo de una adicción posterior. También se ha visto que los consumidores habituales de cannabis presentan problemas cognitivos, en particular aquellos que se iniciaron en el consumo durante la adolescencia. 
-
Finalmente, otro estudio indicaba que los adolescentes que consumían cannabis tenían un riesgo mayor de fracaso escolar, adicción y suicidio. Este artículo indicaba que el riesgo de suicidio era siete veces superior frente a los no consumidores, aunque estos estudios longitudinales muestran una correlación pero no demuestran una relación causa-efecto. Es evidente que la gente toma drogas por una razón y esa razón puede ser la que esté generando el efecto y no el propio cannabis, sin embargo parece evidente que es un mensaje preocupante. En el estudio se excluyeron cincuenta y tres posibles causas, cincuenta y tres variables, desde trastornos de conducta, hasta depresión o divorcio de los padres, pero no se pueden excluir todas las posibles variables y parece lógico que algunos adolescentes tienen problemas cuando se inician en el consumo y usan el cannabis como una forma de escapar de ellos. En Canadá, uno de los países con mayor consumo de los países desarrollados y donde el Gobierno ha indicado que procederá a la legalización del cannabis la próxima primavera, la Asociación Canadiense de Pediatría ha avisado sobre las serias consecuencias a largo plazo sobre los cerebros en desarrollo y ha pedido «salvaguardas» para proteger a los niños y adolescentes de esos daños, lo que se traduce en intentar que la fecha de inicio del consumo sea lo más tarde posible.



Fotografía: Thomas Hawk (CC).

Los defensores del consumo de cannabis utilizan frecuentemente el argumento de sus virtudes medicinales. Aunque el consumo con fines terapéuticos es legal en diferentes países incluyendo Alemania, Austria, Canadá, Finlandia, Holanda, Israel, República Checa y España, parece una excusa. Una revisión de setenta y nueve ensayos clínicos realizados entre 1975 y 2015 ha analizado los efectos médicos del cannabis con fines médicos y para distintos problemas incluyendo el dolor crónico, el dolor asociado al cáncer, los problemas de insomnio, la pérdida de apetito en las personas con sida, y los trastornos musculares asociados a la parálisis cerebral. La mayoría de los estudios mostraron leves mejorías en las síntomas, pero el análisis de los datos encontró que no alcanzaban el nivel de significación estadística; es decir, la diferencia era nula, mínima o no relevante. Otros estudios analizaron los datos sobre el uso de marihuana en personas con fibromialgia, depresión, trastornos de ansiedad, neuropatías asociadas a la artritis reumatoide y esclerosis múltiple y de nuevo no encontraron ninguna evidencia de que funcionara, de que mejorasen de sus síntomas. 
-
La revisión de estas investigaciones no es fácil, pues muchos estudios sobre el empleo del cannabis con fines terapéuticos presentan problemas metodológicos tales como poblaciones de estudio demasiado pequeñas, datos incompletos, pérdidas sustanciales de voluntarios durante el ensayo y otros. Para otros temas para los que también se han sugerido beneficios como la depresión, el trastorno de ansiedad, la psicosis, la esquizofrenia, las náuseas durante la quimioterapia, o el glaucoma, los datos a favor son prácticamente inexistentes; es decir, no hay evidencias científicas sólidas que demuestren que el consumo de cannabis beneficie realmente en estos trastornos y enfermedades. También se recomiendan los cannabinoides cuando los tratamientos habituales para trastornos como la anorexia, la artritis o las migrañas han sido ineficaces. De nuevo, hay serias dudas de que tenga efectividad en estos casos. En realidad, las evidencias son pobres, están limitados al uso de un cannabinoide concreto y no de la planta.
El Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA), el centro de investigación más potente del mundo en este tema, ha declarado que «hasta el momento, los investigadores no han llevado a cabo suficientes ensayos clínicos a gran escala que muestren que los beneficios de la planta de marihuana superan los riesgos para los pacientes que supuestamente va a tratar». El resumen puede ser una desilusión para algunos, pero parece contundente: no hay evidencias científicas sólidas de que la marihuana u otros derivados del cannabis tengan virtudes medicinales. Más aún, otro aspecto que los estudios sobre el uso médico del cannabis han mostrado es que los pacientes que lo consumen tiene un riesgo mucho mayor de efectos secundarios, incluyendo problemas serios como trastornos renales, hepáticos y psiquiátricos. No obstante, los más comunes son más leves: mareos, confusión y desorientación.
En realidad la impresión es que en distintos países se está aprobando su uso médico sin exigir las mismas evidencias de seguridad y eficacia que requerimos a cualquier medicamento. Si el objeto es usar la cortina de humo del uso terapéutico para encubrir una legalización subrepticia del consumo recreativo, entonces la comunidad científica debe quedarse al margen. Las pruebas sobre fármacos son uno de los pilares de la medicina basada en la evidencia y no podemos consentir que se manipulen a favor de unos intereses determinados, sean los que sean, que aquí se usen y allí no, en función de intereses del tipo que sean.
Un ejemplo de la poca claridad de ideas es que a fecha de agosto de 2016, veintitrés estados norteamericanos permitían el uso de cannabis como medicina y cuatro para uso recreativo mientras que estaba prohibido en todos los demás. Doce estados prohíben conducir si se ha tomado cualquier cantidad de cannabis mientras que otros tienen niveles umbral de 5, 2 o 1 nanogramo por mililitro. El problema aquí es que mientras que en el caso del alcohol los niveles en sangre son una buena referencia del grado de afectación de la conducción, en el caso del cannabis los efectos varían enormemente de persona a persona. La marihuana es la droga ilegal más comúnmente implicada en los accidentes de tráfico.
La DEA mantiene la clasificación del cannabis como droga de tipo 1, una categoría reservada para las sustancias que no tienen beneficios médicos. A fecha de agosto 2016, hay trescientos cincuenta investigadores registrados para poder investigar con marihuana en los Estados Unidos y solo un proveedor autorizado para proporcionales la planta: la Universidad de Mississippi, algo que no deja de ser curioso. Se va a producir a una ampliación de los proveedores de cannabis para su uso en investigación.
Dicho todo esto, es necesario replantear la política mundial sobre las drogas. Hay algunos investigadores que piensan que la legalización bajaría los precios, incrementaría el consumo y multiplicaría los riesgos detectados entre los adolescentes. Otros investigadores, en cambio, dicen que en la mayoría de los países occidentales más del 90 % de las personas afirman que es fácil comprar cannabis, por lo que preguntan sobre qué cambio puede hacer que sea aún de más fácil disponibilidad. David Nutt, catedrático de Farmacología en el Reino Unido ha declarado: «Para los usuarios de drogas recreativas, la criminalización genera más daño que las drogas que usan, y los adictos necesitan ser tratados de la enfermedad que sufren, no perseguidos». Usemos los datos que nos proporciona la ciencia para tomar decisiones racionales.



https://www.jotdown.es/2016/12/mito-del-cannabis-medicinal/

Para leer más:
  • Borgelt LM, Franson KL, Nussbaum AM, Wang GS (2013) «The pharmacologic and clinical effects of medical cannabis». Pharmacotherapy 33 (2): 195–209.
  • Weeks C (2016) «Doctors urge federal ‘safeguards’ to protect kids, youth from harms of pot». The Globe and Mail. Enlace.
  • Whiting PF, Wolff RF, Deshpande S, Di Nisio M, Duffy S, Hernandez AV, Keurentjes JC, Lang S, Misso K, Ryder S, Schmidlkofer S, Westwood M, Kleijnen J (2015). «Cannabinoids for Medical Use: A Systematic Review and Meta-analysis». JAMA 313 (24): 2456–2473.
  • «Drug Facts—Is Marijuana Medicine?». National Institute on Drug Abuse. Enlace.
  •  


    Cannabis: El mayor estudio científico de la historia llega a algunas conclusiones definitivas

    January 29, 2017
    El uso de la marihuana (Cannabis sativa) es uno de los más controvertidos del planeta. La marihuana es defendida a capa y espada por unos sectores de la población por sus propiedades medicinales, y atacada por otros sectores por su carácter de droga adictiva. De hecho, cada vez hay más países que lo están legalizando, ya sea para su uso medicinal o incluso recreativo. 

    Una encuesta realizada en Estados Unidos ha mostrado que 22,5 millones de estadounidenses mayores de 12 años han consumido cannabis el último mes (tendencia en aumento desde el año 2002 hasta el 2015). El 90 % de los usuarios lo hacían por uso recreativo, con menos del 10% para uso medicinal.
    Pero lo que está claro es que es necesario realizar estudios a gran escala para aclarar los efectos sobre la salud de la marihuana.

    Un estudio del “US National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine” ha recopilado más de 10.000 investigaciones realizadas desde 1999 sobre el cannabis y productos derivados de éste, para aportar luz al tema. Aunque seguro no convencerá a todos, sí que aclara muchos de los efectos de esta planta de una forma científica y rigurosa. En este riguroso estudio han llegado a casi 100 conclusiones. A modo de resumen paso a describir a continuación las más importantes por la cantidad de evidencias encontradas:
    Foto: https://4.bp.blogspot.com
    Efectos Positivos

    Se han encontrado evidencias suficientes sobre el efecto positivo en:
    -La reducción del dolor crónico
    -Reducción de las náuseas producidas en la quimioterapia (especialmente en derivados del cannabis tomados oralmente)
    -Espasmos musculares relacionados con la esclerosis múltiple (también en tratamientos orales)
    Efectos negativos

    Aunque se ha comprobado estos efectos positivos, se han evidenciado otros muchos efectos negativos:

    -Daños y muertes accidentales
    En los países que se ha legalizado su uso hay un incremento de los accidentes de coche debido al cannabis, así como las intoxicaciones de niños por dicha sustancia (2.82 veces superior que en los países que no es legal).

    -Cáncer
    No se han encontrado evidencias de que aumente el riesgo de cáncer que ya causa el tabaco, ni que el uso en madres durante el embarazo incremente el riesgo de cáncer en los hijos.

    -Ataques al corazón, infarto o diabetes
    No hay una conclusión clara sobre el tema, aunque parece que algunas evidencias sugieren que el fumar cannabis puede aumentar el riesgo de ataques al corazón.

    -Enfermedades respiratorias
    El comité de salud que ha hecho el informe ha encontrado evidencias de que el fumar marihuana está asociado con una mayor frecuencia de bronquitis y de empeorar los síntomas como tos crónica o producción de flema. Por otra parte, no está claro que afecte a otras enfermedades como asma o funciones de los pulmones.

    -Sistema inmune
    A pesar de que no hay evidencias suficientes para llegar a una conclusión clara, “evidencias limitadas” sugieren que puede tener actividad “anti-inflamatoria”.

    -Enfermedad mental
    Los estudios sugieren que hay grandes probabilidades que el uso del cannabis incremente el riesgo de sufrir enfermedades mentales como esquizofrenia, otras psicosis, desórdenes sociales de ansiedad y depresión. En los usuarios con un uso importante de cannabis parecen más probables las tendencias suicidas que en los no consumidores. Además en las personas con trastorno bipolar que consumen diariamente cannabis parece que se incrementan los síntomas.

    -Tendencia a consumir otras drogas
    El comité encontró “limitadas evidencias” de que sea una droga que inicie a otras drogas, especialmente el tabaco. Lo que si encontraron fueron moderadas evidencias que sugieren que hay un nexo de unión con el abuso de otras sustancias como alcohol, tabaco y otras drogas ilegales.

    -Psicosocial
    Se ha encontrado que el aprendizaje, memoria o atención se degradan inmediatamente después del consumo del cannabis. Sin embargo, se han encontrado “evidencias limitadas” de que esta degradación permanece si se detiene su consumo, así como de que afecte a la educación, y relaciones sociales. También encontraron "evidencias limitadas" de una relación de uso del cannabis con las tasas de desempleo y bajos ingresos económicos.

    Conclusiones

    Este estudio llega a la conclusión de que es necesario estudiar con más profundidad los puntos que no han sido aclarados totalmente. Además incide en la necesidad de facilitar por parte de las autoridades la investigación en este ámbito ya que se ponen muchas trabas burocráticas que impiden a los científicos profundizar en los efectos positivos y negativos del consumo del cannabis, así como en la investigación de medicamentos derivados de esta planta.
    -
    Algunos links interessantes:


    https://www.nap.edu/catalog/24625/the-health-effects-of-cannabis-and-cannabinoids-the-current-state
    https://www.youtube.com/watch?v=z_w6s2kJ8Q4



  • htps://www.bicsociety.org/single-post/2017/01/29/Cannabis-El-mayor-estudio-cient%C3%ADfico-de-la-historia-llega-a-algunas-conclusiones-definitivas

miércoles, 20 de junio de 2018

Carta abierta al nuevo Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades Anxo Sánchez

Carta abierta al nuevo Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades

Anxo Sánchez  
Estimado Sr. Ministro:
Antes de nada, reciba usted mi felicitación por su nombramiento aunque, la verdad, igual le debería transmitir mi pésame. El estado en el que se va a encontrar usted la Ciencia alcanza un nivel de desastre tal que su tarea va a ser del calibre del de la limpieza de los establos de Augías, que requirió nada menos que a Hércules. Si a ello unimos las circunstancias políticas en las que asume la tarea, con un gobierno minoritario al que van a atacar desde la derecha y la izquierda, su arrojo al aceptar el puesto raya en la locura. Pero claro, usted ya se ha subido en un barril de explosivos confiando en que funcionaría y que le lanzaría al espacio de una pieza y que lograría volver igualmente entero a la Tierra, así que los precedentes le avalan.
Dicho eso, espero perdone mi atrevimiento si le escribo para darle mis ideas para los dieciocho meses, mes arriba, mes abajo, que como mucho le van a quedar hasta las elecciones. Dieciocho meses en los que además tiene las manos atadas por un presupuesto que no pretende precisamente fomentar la ciencia, dicho suavemente. Partamos pues de la base de que no va a tener usted dinero ni posibilidades para hacer la tarea que usted mismo ha venido reclamando reiteradamente (un ejemplode los muchos que abundan en la hemeroteca): aumentar significativamente el presupuesto de I+D. Por tanto, lo que me voy a atrever a sugerirle son cosas que deberían poder hacerse aproximadamente a coste cero, y en el tiempo que tiene por delante.
En realidad, y desde mi punto de vista, con que haga usted una cosa sería más que suficiente para justificar su paso por el flamante Ministerio: rescatar la Ley de la Ciencia que se aprobó con un gran consenso en 2011 y que luego, como es habitual, el gobierno del Partido Popular abocó al olvido y al cumplimiento a medias, tarde y mal. La ventaja de ese consenso es que nadie debería oponerse a su aplicación, si bien ni Ciudadanos ni Podemos estaban en el Congreso de los Diputados por entonces. Sería muy largo entrar en muchos detalles de lo que contiene, así que de nuevo voy a centrarme en una sóla cosa: la Agencia Estatal de Investigación, uno de los dos ejes centrales de la financiación de la ciencia que propone la ley (el otro es el CDTI, más centrado en innovación e investigación aplicada). A pesar de que la Ley de la Ciencia daba un plazo corto para crear la Agencia, el gobierno arrastró los pies cuanto pudo y terminó creándola en 2015 como un apéndice del Ministerio de Economía y otras hierbas. O mejor dicho, renombró como Agencia Estatal de Investigación el grueso de la Dirección General de Investigación, básicamente.
En este contexto, lo que le sugiero es que reforme la Agencia Estatal de Investigación para que tenga el papel que debe tener y cumpla su misión como es debido. La Ley de la Ciencia especifica que:
2. Son funciones de la Agencia Estatal de Investigación y del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial:
a) Gestionar los programas o instrumentos que les sean asignados por el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica o por el Plan Estatal de Innovación, y, en su caso, los derivados de convenios de colaboración con entidades españolas o con sus agentes homólogos en otros países.
b) Contribuir a la definición de los objetivos del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y del Plan Estatal de Innovación, y colaborar en las tareas de evaluación y seguimiento del mismo.
c) Realizar la evaluación científico-técnica de las acciones del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica, del Plan Estatal de Innovación, y de otras actuaciones de política científica y tecnológica para la asignación de los recursos, así como la evaluación para la comprobación de la justificación de ayudas y de la realización de la actividad y del cumplimiento de la finalidad que determinen la concesión o disfrute de las ayudas. Los resultados de las evaluaciones serán objeto de difusión.
d) Asesorar en materia de gestión, sistemas de financiación, justificación y seguimiento del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y del Plan Estatal de Innovación.
e) Cualquier otra que les sea encomendada por su estatuto, su reglamento o la normativa vigente.
3. La Agencia Estatal de Investigación estará orientada al fomento de la generación del conocimiento en todas las áreas del saber mediante el impulso de la investigación científica y técnica, y utilizará como criterio evaluativo para la asignación de los recursos el mérito científico o técnico de acuerdo con lo indicado en el artículo 5 de esta ley.
Para poder cumplir esto, lo mejor es que haga usted lo que decía Ciudadanos en su programa electoral de las últimas elecciones (aquí está mi análisis de los programas, donde llegué a la conclusión de que el Ciudadanos era el mejor en el apartado de ciencia, y una vez más, no, no he votado, no voto, ni votaré a Ciudadanos):
Estabilizar la política científica española, en el marco de una Agencia Estatal de Investigación autónoma e independiente adscrita directamente a Presidencia del Gobierno, con capacidad de gestionar los recursos, definir las políticas de estímulo y apoyo a la investigación, y diseñar los planes plurianuales de actuación.
A esto habría que añadir "dirigida y gestionada por científicos independientes", para que quede explícitamente dicho que esto es una institución científica y no política. Y es que el modelo ya está inventado: en un gobierno que se proclama europeísta como el suyo, no tiene más que mirar al European Research Council (Consejo Europeo de Investigación) y copiar su funcionamiento y estructura a nuestra escala (con una salvedad: que debería prestar atención a la investigación interdisciplinar, algo que el ERC relega sistemáticamente). Me consta que a nivel de organización interna la Agencia está trabajando ya en organizar su estructura con científicos de prestigio y que está en contacto con el ERC para aprender de sus buenas prácticas, por lo que el paso más importante sería sacarla del organigrama ministerial. La otra clave de esta acción, la financiación plurianual, es algo que también tenían casi todos los partidos en sus programas, por lo que debería ser alcanzable, pero en el contexto de una lucha política partidista en la que vale todo parece muy difícil. No deje de intentarlo, pero si no lo consigue intente al menos que la Agencia gestione independientemente el presupuesto actual (el que se van a comer con patatas, Rajoy dixit) de investigación fuera incluso del Ministerio que usted dirige (por si acaso en el medio plazo el Ministerio vuelve a desaparecer). También debería serle posible a la Agencia intentar publicar anticipadamente las convocatorias, como se hace en las de la Unión Europea, para que los investigadores puedan organizar sus solicitudes, y resolverlas en plazo, para evitar situaciones en las que equipos muy competitivos no pueden continuar su trabajo. Fíjese usted en que, si logra hacer esto, habrá hecho lo que Hércules con los establos del amigo Augías: Hércules desvió dos ríos para que los limpiara, y usted habría sacado a la gestión del dinero de la ciencia de la pelea política.
Ya ve usted que solo le pido una cosa, porque soy consciente de que lo tiene complicado. Si usted consigue hacer lo que le sugiero, le garantizo que el día que deje el Ministerio los investigadores de este país lo vamos a sacar a hombros. Pero aunque no me quiero alargar, porque me consta que tiene usted mucha plancha, permítame que le diga que si quiere pasar ya a la fase en la que costearemos un monumento a su trabajo de nuestro bolsillo, quede un día con su compañera de gabinete, la Ministra de Hacienda María Jesús Montero, y pónganse de acuerdo para aliviar todas las trabas burocráticas que padecemos. Venimos quejándonos desde hace años (por ejemplo aquí) y todo lo que hemos conseguido es que las cosas vayan a peor (por ejemplo aquí), al punto de que hay Centros de Investigación del más alto nivel al borde del cierre, o investigadores con plaza ganada en oposición al CSIC que no se han podido incorporar e incluso han ido al paro. Tenga en cuenta además que esto no solo afecta al dinero que obtenemos del gobierno de España, sino al que conseguimos en otros sitios, sobre todo en Europa (problema que ha hecho incluso que se vayan brillantes investigadores de este país con sus proyectos europeos). Como sé que compartimos admiración por Forges, me permitirá que resuma esta sugerencia con una viñeta suya:
Termino ya. Le agradezco mucho la atención que pueda usted prestar a estas sugerencias, que me parece que son compartidas por la mayor parte del colectivo de la investigación en España, y le deseo de corazón lo mejor en su labor como Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, cosas que nunca han debido estar separadas ni escondidas en Ministerios de Competitividad.
Un abrazo, salud,
Anxo Sánchez

fuente
http://nadaesgratis.es/admin/carta-abierta-al-nuevo-ministro-de-ciencia-innovacion-y-universidades

Análisis NeG de programas electorales: Ciencia e Innovación

La crisis económica que arrastramos desde 2008 ha dejado al sistema de ciencia e innovación en un estado que, siendo optimistas, podríamos calificar de calamitoso y, siendo realistas, de catastrófico. Recomiendo, para no repetirme, el reciente post de Ramón Xifré sobre el tema en estas mismas páginas. Para muestra, baste el siguiente gráfico:1-recorte-id-investigacion-desarrollo-espac3b1a1
Después de 2012, la situación se ha estabilizado, es decir, el presupuesto ha bajado o aumentado ligeramente... en torno a la inversión que se hacía en el año 2000. Por el camino nos hemos dejado también unos 11000 investigadores, que han abandonado la profesión o han emigrado (la famosa "leyenda urbana de la fuga de cerebros"). El CSIC, el buque insignia de la investigación española, va a la deriva, habiéndose transformado en Agencia Estatal en 2007 y de vuelta en organismo autónomo en 2015. La Agencia Estatal de Investigación, que la Ley de la Ciencia ordenaba crear en 2011, se ha venido anunciando cada pocos meses (ejemplos en 2012, 2014, y hace unos días) pero no se ha creado hasta la semana pasada (cosa bastante poco apropiada para un gobierno prácticamente en funciones, he de decir). Y todo ello en medio de un paroxismo burocrático en el que el Ministerio de Hacienda envuelve a los investigadores intentando quitarles el poco dinero que les da (y que también ha animado a los mejores investigadores a irse). Básicamente, el sistema de ciencia español está en estado crítico; tras haber alcanzado niveles comparables a las potencias mundiales en investigación en muchos campos, ahora resiste como puede con trabajadores envejecidos (la edad media de los investigadores del CSIC, insisto, media, es de ¡53 años!) y cada vez peor dotados.
Los partidos políticos, al menos la mayoría de los que tienen representación parlamentaria, parece ser consciente de este problema y, además, tienen un diagnóstico claro de lo que hay que hacer. En diciembre de 2013, durante el debate de presupuestos, todos los partidos de la oposición (excepto Foro Asturias y UPN) suscribieron un pacto por la ciencia promovido por el colectivo "Carta por la Ciencia". En este acuerdo parlamentario, los firmantes se comprometían a tomar las siguientes medidas:
1. Planificación plurianual que permita la recuperación, en los tres próximos ejercicios presupuestarios de los niveles de financiación pública de 2009 en I+D+i civil en los capítulos 1 a 7, garantizando una financiación sostenida que represente un porcentaje de los ingresos del Estado similar a la media europea.
2. Eliminación de los actuales límites de la tasa de reposición de empleo público en el sector de I+D, que permita la incorporación de nuevos recursos humanos de acuerdo con las necesidades reales del sistema de I+D+i y a su convergencia con Europa en el número de personal de investigación por habitante.
3. Establecimiento de un compromiso plurianual que garantice la normalización y el cumplimiento de todas las actuaciones previstas en los Planes Estatales de Investigación, tanto en lo relativo a los plazos de sus convocatorias como en la resolución de las mismas.
4. Creación de la Agencia Estatal de Investigación prevista en la Ley de la Ciencia de 2011, que mediante el contrato programa y los presupuestos plurianuales correspondientes tenga la encomienda de gestión de los Planes Estatales de Investigación, con criteros estrictamente científicos y la autonomía necesaria para ello, con el consiguiente control parlamentario.
Obviamente, este pacto no incluye ni a Podemos ni a Ciudadanos, que no tienen representación en el Congreso de los Diputados, pero es una referencia para PSOE e IU, a la vez que suponemos que el PP no está de acuerdo con estas medidas. En este contexto, ¿qué medidas proponen estos cinco partidos para la ciencia española en sus programas electorales? A continuación resumo brevemente lo que figura en sus programas electorales, fijándome sobre todo en lo que hace referencia a los problemas arriba citados, en el orden en que han ido estando disponibles. De antemano advierto que el resumen es personal, que hay programas muy largos, y que por tanto no pretendo reflejar todo su contenido, sino las medidas que tienen que ver con los problemas indicados y las que más importantes me han parecido. Enlazo siempre a los documentos originales y recomiendo encarecidamente su lectura al completo. Finalmente, cierro el post con mi comentario sobre las propuestas.
PSOE
El programa electoral del PSOE está disponible aquí. Trata estos temas en la sección "Ciencia, tecnología e innovación", que tiene 4 páginas de 274. La primera propuesta concreta es "promover un amplio acuerdo social y político que, partiendo del Acuerdo Parlamentario por la Ciencia suscrito en 2013, permita alcanzar el máximo consenso en torno a las políticas de ciencia, tecnología e innovación". A partir de aquí, hay otras 23 propuestas, entre las que destacan:
  • Duplicar la inversión pública en I+D+i civil, que representará al menos el 2,5% de los Presupuestos Generales del Estado al final de la legislatura.
  • Promover un Plan Especial para la incorporación, recuperación y consolidación del talento científico que permita (...) incorporar con criterios de excelencia a 10.000
    investigadores en cuatro años.
  • Crear, en el plazo máximo de seis meses, la Agencia Estatal de Investigación; y revisar y reformar en profundidad el sistema y en particular el CSIC y demás organismos públicos que lo integran.
  • Garantizar la suficiencia y regularidad de las convocatorias de proyectos de investigación y de recursos humanos (...) y uniendo a la evaluación ex ante (...) la rendición de cuentas ex post.
  • Crear una red de Centros de Excelencia en Innovación Industrial (CEII) (...) inspirados en los Advanced Manufacturing Institutes de EEUU y el Fraunhofer-Institut de Alemania. La red de CEII estará formada por una serie de Institutos para la Innovación Industrial en torno a los “productos y tecnologías facilitadoras” (tales como nanotecnología, micro-nano electrónica, materiales
    avanzados, fotónica, biotecnología industrial o sistemas de producción avanzados).
  • Revisar y simplificar los procedimientos administrativos que se siguen en materia de I+D, aligerando sustancialmente los trámites burocráticos que ha de realizar el personal investigador.
Podemos
El programa electoral de Podemos está disponible aquí, y dedica 8 páginas de 325 a "Sociedad del Conocimiento, I+D+I y políticas científicas". Como no es un firmante del acuerdo por la ciencia, no hace referencia a él, sino que plantea una serie de propuestas directamente. De entre las medidas que plantean destacan:
  • Carrera investigadora basada en el mérito y que ofrezca un progreso laboral previsible a largo plazo.  (...) una única carrera académica para la universidad y para los Organismos Públicos de Investigación (OPIS), mediante la unificación de los procedimientos de contratación, evaluación y mérito académico.
  • Portal online de investigación que publicará la totalidad de ofertas de proyectos, convenios de colaboración y convocatorias de todo tipo, incluidas las de contratación y empleo realizadas por instituciones de investigación públicas. El portal recogerá todas las convocatorias públicas de I+D+i en un calendario bianual, de obligado cumplimiento, acordado entre el Gobierno, las comunidades autónomas y otras agencias de financiación pública.
  • Convocatoria Margarita Comas. Gracias a esta convocatoria, se contratarán jóvenes investigadores que podrán establecerse y crear nuevos laboratorios en nuestro país. Los contratos tendrán una duración de cuatro años y, a su finalización, se podrá concurrir a un proceso de evaluación de objetivos y estabilización laboral mediante un contrato indefinido.
  • La política científica y de innovación debe ser considerada una cuestión de Estado. Se buscará un gran acuerdo con todos los agentes y los actores sociales para asumir responsabilidades y proponer futuras mejoras de una manera coordinada, consensuada e independiente de los cambios políticos.
  • Devolver los objetivos de inversión en I+D+i nacionales a niveles europeos (2 % del PIB).
    El objetivo será alcanzar el 2,7 % de inversión en I+D+i del total de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2017, y el 3 % en 2020. Aseguraremos que los préstamos de fondos públicos a empresas desarrolladoras de I+D+i se utilicen para lo que inicialmente se idearon, y no como subvenciones encubiertas.
  • Liberaremos los OPIS del control político y fomentaremos la gobernanza propia de la investigación y su proyección a largo plazo. Propondremos una democratización profunda de los OPIS para promover su autonomía de gestión e investigadora.
  • Observatorio para la defensa de la transparencia en el acceso y gestión de las instituciones investigadoras y universitarias. Además, el observatorio actuará contra otros problemas sistémicos de estas instituciones que provocan arbitrariedades e injusticias en el acceso a la carrera docente y a la investigadora, como, por ejemplo, la situación de precariedad de su personal.
Ciudadanos
El programa de Ciudadanos, que se puede bajar aquí, dedica 14 páginas de 337 a presentar sus propuestas en el terreno de la "Política Científica". Es un documento bastante denso en el que hay muchas propuestas y una descripción detallada de los problemas de la ciencia española, del que un posible resumen de los puntos clave podría ser:
  • Se propone un gran pacto nacional para el Avance de la Ciencia a la sociedad civil en general, así como a las fuerzas políticas y sociales.
  • Aumento de la inversión (pública y privada) hasta el 3% del PIB anual. Incremento significativo y sostenido, en los Presupuestos Generales del Estado y de las CC.AA., de la inversión en I+D, no sólo para recuperar lo perdido, sino para mejorar sustancialmente la situación.
  • Desarrollo del estatus de Centro de Investigación de Excelencia, acreditados por una convocatoria específica de ámbito estatal y que no se regirán por un sistema de RR. HH. de tipo funcionarial, teniendo que presentar un plan de autofinanciación progresivo y dotados hasta el 50% de su financiación por inversión pública.
  • Estabilizar la política científica española, en el marco de una Agencia Estatal de Investigación autónoma e independiente adscrita directamente a Presidencia del Gobierno, con capacidad de gestionar los recursos, definir las políticas de estímulo y apoyo a la investigación, y diseñar los planes plurianuales de actuación.
  • Realizar una reforma legislativa que adapte los aspectos administrativos, laborales y fiscalizadores a las singulares características de la I+D favoreciendo su gestión eficaz y dinámica. Se incidirá en reducción de la burocracia y trámites de gestión, y se evitará que normas generales dañen el funcionamiento científico normal de instituciones y grupos de investigación.
  • Revisión crítica de la actividad investigadora en Universidades, Hospitales y CSIC. En este útimo caso, se reformará su estructura y funcionamiento incluyendo un presupuesto propio y claramente definido y publicitado para cada año fiscal, evaluaciones periódicas del personal científico con repercusiones en salario, incentivación y reubicación, evaluaciones de los centros de investigación, asumiendo fusiones, eliminaciones y nuevas creaciones, y organización en áreas temáticas coherentes. Se agilizará el sistema de contratación promoviendo el rejuvenecimiento de las plantillas.
  • Desarrollo de una carrera científica de los investigadores dentro del marco laboral (tal como dictamina la Ley de la Ciencia) que contemple distintas etapas de formación y varias opciones de carrera científica (investigador independiente, investigador asociado a grupos, técnicos, tecnólogos). Reconsideración de la carrera profesional funcionarial, restringiendo y limitando en un futuro los puestos de 'tenure' (fijos) en OPIs a científicos con independencia investigadora demostrada a través de evaluaciones por pares.
  • Unificar, simplificar y racionalizar las distintas convocatorias del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La duración de los proyectos estatales debe ser como mínimo de 4 años pero con la posibilidad de proyectos por 6 años en función de las características de la propuesta (proyectos pre-ERC muy bien dotados económicamente). Convocatoria en fechas fijas siguiendo un calendario permanente de actuaciones con un primer anuncio 6 meses antes de la primera convocatoria.
Izquierda Unida
Justo al comienzo de la campaña electoral ha presentado su programa Izquierda Unida, que concurre a las elecciones en la candidatura de Unidad Popular. La ciencia ocupa 4 páginas de 340 y está incluida en el epígrafe "Hacia otro modelo productivo", y me temo que sus propuestas son pocas, vagas y completamente fuera del contexto de los problemas de la ciencia. Merecen mención las siguientes a título de ejemplo:
  • Consideramos necesario alcanzar una inversión del 3% en I+D. Las prioridades en este campo pasan por aumentar la inversión en conocimiento, reforzando los campos de la investigación, la innovación, la educación y la formación permanente.
  • Prioridad en la investigación y aplicación de tecnologías que mejoren el empleo en función de la relación innovación/volumen-calidad del empleo generado. Promoción de la investigación orientada a las necesidades sociales: protección del medio ambiente, energías renovables y limpias, salud laboral y ambiental.
  • Democratización de la planificación, priorización y gestión de los programas de I+D, que se basará en criterios de rentabilidad social. Crear condiciones para que aumente la inversión en investigación, pero manteniendo niveles elevados de financiación pública en campos prioritarios. Limitación del papel de los grupos industriales en la orientación de la política tecnológica.
  • Recuperación y fomento de la investigación en temas socioeconómicos, con especial énfasis en estudios de marginación y exclusión social, emigración, discriminación, consecuencias sociales del paro y de la precariedad laboral y de la exposición a tóxicos.
  • Aprobar otra ley de la ciencia con los siguientes objetivos: Ayudar a la creación de un tejido productivo de calidad (...) Responder a la nueva realidad autonómica (...) Establecer un marco adecuado de relaciones entre el sector público y las empresas (...) Incluir el derecho a la carrera profesional evaluable.
PP
También sobre la campana aparecía el programa electoral del PP. Me ha costado mucho encontrar la ciencia en su programa dado que al menos cuando escribo esto no tienen un documento pdf. Finalmente aparece bajo el epígrafe "Innovación para una economía competitiva y avanzada" con un listado de 33 puntos, que no sé cuánto es en relación a la totalidad del programa. Entre estos puntos destaco:
  • El Partido Popular se compromete a impulsar un Acuerdo Sobre la Ciencia en España, que incorpore a todos los actores políticos, así como a las Comunidades Autónomas y a los principales agentes del Sistema, y que permita garantizar la estabilidad presupuestaria de la I+D+i, así como dotarla de procedimientos y mecanismos de acción ágiles, flexibles y adaptados a un contexto cambiante.
  • Destinaremos los recursos necesarios para que en 2020 la inversión en I+D+i supere el 2% del PIB español, que es el objetivo que se aprobó con el consenso de todas las Comunidades Autónomas en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y en el Programa Nacional de Reformas. Además, revisaremos dicho objetivo, en la medida en que la recuperación del crecimiento de la economía y la consolidación fiscal lo permitan, hasta llegar a una inversión total del 3% del PIB.
  • Impulsaremos la consolidación de la Agencia Estatal de Investigación creada en la presente legislatura, garantizando la planificación plurianual de los recursos financieros disponibles y el uso eficiente de los mismos gracias a una mayor flexibilidad en su uso y la mejora sustantiva de los procedimientos de evaluación y control.
  • Pondremos en marcha procesos de selección abiertos más ágiles, como los que rigen en los países punteros en investigación, desarrollo e innovación y que ya siguen alguna de nuestras instituciones científicas nacionales, para que los Organismos Públicos de Investigación y las Universidades puedan atraer y captar a los mejores talentos.
  • Facilitaremos la comunicación y difusión de los resultados de la investigación científica y tecnológica mediante la creación de una infraestructura nacional de acceso y negociaremos un mayor acceso abierto y una reducción de los costes por leer.
A modo de conclusiones
De la recopilación de propuestas de los distintos partidos en torno a la ciencia se desprenden las siguientes conclusiones:
  • Las intenciones de los partidos de crear la Agencia Estatal de Investigación, incluso si son sinceras, se encuentran con el obstáculo de su creación a última hora por el gobierno de Mariano Rajoy como un apéndice del Ministerio de Economía en vez de como la Agencia Independiente que debería ser según la Ley de la Ciencia. En este sentido, es un poco sorprendente que en los programa de Podemos e IU no se mencione la Agencia, cuya creación no es opcional mientras esté en vigor la Ley de la Ciencia. Por su parte, Ciudadanos la plantea como organismo independiente (como está mandado) lo que le obligaría a adaptar la nueva estructura creada por el gobierno actual. El PP propone consolidar lo que ya ha creado, lo cual hasta donde yo entiendo es contrario a la Ley de la Ciencia. En todo caso, la creación en serio de la Agencia como organismo independiente y básicamente controlado por los científicos es fundamental para organizar la ciencia racional y eficazmente. Finalmente, la propuesta del PP de proponer un Pacto por la Ciencia, que también hacen las demás formaciones menos IU, es como poco risible, ya que no quiso entrar en el Pacto ya existente en el que están todos los partidos con representación parlamentaria (menos PP y UPN como ya dije).
  • Las propuestas de aumento del presupuesto son poco creíbles en tanto en cuanto no se sabe de dónde va a salir el dinero. Además, PP y PSOE ya han recortado de manera salvaje los presupuestos de investigación pese a todas sus promesas previas y su propaganda posterior, por lo que son aún menos creíbles. El PP es muy conservador en sus promesas y se limita a prometer llegar al 2%. PSOE y Podemos son específicos en tanto que hablan de aumentar la inversión pública (para IU ha de mantenerse en campos prioritarios), mientras que Ciudadanos se cubre las espaldas hablando conjuntamente de pública y privada. Podemos y PSOE proponen convocatorias para recuperar talento, que en el caso del PSOE llegan a cifrarse en 10000 nuevos investigadores (más o menos los que ha salido del sistema español en estos años). Dejando aparte la poca credibilidad que ofrece la propuesta del PSOE por el motivo ya dicho, las propuestas no son muy concretas y por tanto me cuesta valorarlas en un sentido o en otro.
  • Podemos y Ciudadanos proponen fomentar la cultura científica en la sociedad, mientras que PSOE lo limita a una línea, al igual que el PP. Podemos lo plantea de una manera un tanto genérica, los segundos entran al detalle y se desmarcan de los otros partidos poniéndose claramente en contra de las seudociencias y defendiendo la enseñanza del método científico. Este aspecto novedoso del programa de Ciudadanos es muy importante si realmente se quiere que la gente pase de valorar muy bien a los científicos en las encuestas a entender por qué la ciencia es necesaria y a utilizarla para tomar sus decisiones.
  • Podemos y Ciudadanos hablan también de la carrera investigadora, como lo hace de manera mucho más vaga refiriéndose a los procesos de selección el PP. Este es un punto importante para que la gente sepa a qué atenerse cuando decide orientar su vida a la ciencia. Tienen que estar claras las etapas que hay que cubrir, y sobre todo los mecanismos de salida de la carrera hacia empresas u otras actividades, algo que ningún partido deja muy claro, pero qué es imprescindible ya que no todo el mundo que empieza una tesis doctoral puede acabar contratado en una universidad u OPI.
  • Podemos no habla para nada de las convocatorias, tema que sí tocan PP, PSOE y Ciudadanos. El PSOE habla de "suficiencia y regularidad" y el PP de "planificación plurianual", mientras que Ciudadanos describe todo el proceso, que copia básicamente de la gestión de los proyectos europeos, con convocatorias publicadas por anticipado de manera que cada uno sepa a cuál le interesa o puede ir. Esto es fundamental para planificar el trabajo y organizarse de cara a conseguir recursos para investigar. Me ha llamado la atención que Ciudadanos entra al punto de establecer una duración mínima de 4 años para los proyectos financiados por el gobierno (hasta ahora son tres de duración máxima). Creo que el evitar que los científicos tengamos que estar pidiendo dinero cada poco tiempo nos dejaría más ídem para trabajar, por lo que puede ser una buena iniciativa (yo tuve un proyecto especial de seis años y la verdad es que se trabaja de otra manera).
  • No entiendo muy bien qué persigue Ciudadanos con sus Centros de Excelencia, y menos todavía entiendo la red de institutos a la Fraunhofer que propone el PSOE. Es cierto que se han creado Centros muy buenos bajo el modelo de fundaciones (sobre todo en Cataluña, País Vasco y Madrid) pero no tengo claro si queremos más, sobre qué temáticas ni con qué relación con el resto del sistema. Esto en cuanto a la propuesta de Ciudadanos, porque ya digo que la del PSOE me deja un poco sorprendido: la debilidad en investigación básica no se arregla con más investigación aplicada. Me gusta sin embargo el punto de Ciudadanos en el que entra a saco con el CSIC, que realmente necesita una "repensada" muy en serio, y echo mucho de menos que los otros programas no toquen el tema.
  • Finalmente, el programa del PP y el de IU merecen una mención especial vistos en su totalidad. El del PP mantiene el espíritu con el que redujo la ciencia a un apéndice del Ministerio de Economía y Competitividad(aunque tampoco ningún otro partido dice qué rango ha de tener la ciencia, si he leído bien), y hace propuestas muy genéricas que como ya he dicho son muy poco creíbles, aparte de ilegales como la de la Agencia Estatal de Investigación, que tal y como la ha creado es el mismo apéndice con otro nombre. En este sentido, no parece que el partido responsable del asesinato de la ciencia en España tengo mucho que decir sobre ella. En cuanto al programa de IU, bueno, digamos que para lo que han puesto mejor les hubiera ido no poner nada. ¿Para qué otra Ley de la Ciencia si aún no hemos usado ésta? ¿Qué tiene de malo (que lo mismo lo tiene, pero IU no nos lo dice en su propuesta para hacer otra ley)? Y ¿debe la investigación dedicarse prioritariamente a las ciencias sociales? Parece que a alguien en IU le han contado el papel transversal que juegan las ciencias sociales en el programa H2020 de la UE y ha entendido lo que le ha parecido. Realmente, IU plantea cosas que están varios escalones por debajo de las generalidades de PP y PSOE.
Como cierre un poco más personal, justo el día en que escribo estas líneas, el viernes 4 de diciembre, cuando aparecieron ya todos los programas, leo un artículo de Rocío P. Benavente en El Confidencialtitulado "He leído todas las promesas electorales sobre ciencia, y mi voto es para Ciudadanos". Les recomiendo vivamente su lectura porque, aparte de que coincidimos en muchos aspectos, destaca otras cosas diferentes que complementan mi discusión en este post. Suscribo plenamente su opinión de que "Ciudadanos ha hecho mejor los deberes" y sinceramente, si mi voto fuera decidido exclusivamente por el programa sobre ciencia, Ciudadanos tendría el mío sin duda alguna. Lo que pasa es que no voy a votar sólo pensando en ciencia, claro. En cualquier caso, espero que si las encuestas tienen razón y Ciudadanos tiene una amplia representación en el Parlamento, se esfuerce por poner sus propuestas sobre ciencia encima de la mesa.



HAY 40 COMENTARIOS
  • Un análisis un tanto decepcionante porque se renuncia a cuantificar el coste cada programa, en este apartado, y cómo se va financiar la mayor inversión que cada uno propone. Sin estas restricciones todo es muy fácil... y muy estéril.
    Espero que se mejore en próximas entregas.
    Gracias por el esfuerzo, ya que también comprendo que la superficialidad de los programas dificulta la tarea.
    • Efectivamente, Belarmino, no hay concreción alguna, y ni siquiera Ciudadanos o Podemos, que entran más al detalle que los demás, dan cifras concretas. ¡Así que hacemos lo que podemos con la materia prima que nos pasan los partidos!
  • Salvo en el caso de las innovaciones armamentísticas, y ni en ese ateniéndonos al éxito de la tecnología militar USA, la razón de ser y el sustento de la I+D están en la capacidad del mercado de ofrecer y demandar bienes y servicios de calidad creciente a menor coste. Incluso en áreas tan sensibles como la medicina y la farmacéutica.
    Esta entrada parece dirigida más a un sindicato de trabajadores de la investigación pública que a un análisis del efecto que las propuestas electorales tendrían globalmente sobre la I+D en la economía española. Que creo serán reducidos, puesto que si el modelo basado en planes y agencias estatales funcionara, la tecnología que nos rodea a diario sería soviética en lugar de anglosajona.
    • La tecnología que nos rodea es anglosajona porque Estados Unidos (y Reino Unido) tienen planes y agencias estatales potentes. La National Science Foundation de los EEUU y los Research Councils del Reino Unido invierte anualmente millones de dólares y libras y es un sistema con una evaluación clara. Por eso son países que atraen a los mejores investigadores extranjeros.
      Invierten en investigación básica porque saben que sin ella se pierde competitividad. Se hace desde el estado porque hay muchos callejones sin salida pero los resultados positivos benefician a todos. Un plan estatal corrige la externalidad.
      Aún sin el principio de autoridad (está bien porque lo hacen los grandes), en este blog se han dado varios ejemplos del efecto de la investigación en la economía.
      • Con todos los respetos, eso dista muchísimo de la realidad. Sólo Microsoft invierte en i+d más que el presupuesto anual de la National Science Foundation. Volkswagen por su parte dedica el doble de presupuesto que el estado español a ello. En España, por su parte la i+d empresarial es testimonial. En los países con economías libres, las empresas multiplican en mucho la inversión en investigación de sus estados. Y por ello ofrecen productos atractivos para el mercado, y sueldos atrayentes para sus profesionales. Eso es lo que atrae investigadores de nivel.
        El sector público tendrá su papel, sobre todo en la investigación más teórica. Pero eso no quita para que la clave de la inversión de un país en i+d dependa de la libertad de su mercado, y no de la planificación del estado. Ningún programa entiende esto, así que ninguno dará solución al problema.
    • Gracias Antonio, pero no estoy de acuerdo en absoluto. Y ni mucho menos la entrada está dirigida a un sindicato de trabajadores ni pretende entrar en el efecto de la ciencia sobre la economía. Eso se ha hablado ya hasta la saciedad y es otro tema. Aquí sólo discuto lo que dicen los partidos (no yo) que van a hacer con la ciencia. Y por cierto, ni ellos ni yo hablan de planes quinquenales a la soviética. Hay que leer más allá de lo que se quiere leer. Ah, y que sepa que sin investigación pública, no existirían muchísimas cosas de las que disfruta hoy. Sin ir más lejos, el iPhone, por ejemplo. La investigación privada aprovecha los avances que hace la pública que es quién puede afrontar la investigación que no da resultados a corto plazo. Y me parece bien que lo haga, por supuesto. Pero pregúntele a Microsoft si quiere eliminar la investigación pública a ver qué le dice.
      • Gracias Anxo, por la respuesta, y mis disculpas si no me he expresado con la suficiente claridad. Dejando a un lado la calidad del estado con respecto al mercado como proveedor de bienes públicos, y la investigación sin duda lo es, pero esa será otra cuestión, lo que queda claro es que los principales partidos no van más allá de incidir en la planificación estatal, la regulación, y el empleo público.
        En los países líderes en i+d, la mayor parte de la inversión la realizan las empresas, y todos ellos están muy por encima de España en los índices de libertad económica. No se llegará a un nivel de planificación soviética, claro, pero como poco, todas las propuestas ignoran, cuando no desconfían, del papel de las empresas como focos de i+d. A lo máximo que llegan es a tratarlas con un condescendiente paternalismo.
        Llegados a ese punto, a lo que se reducen los programas es al trato que se dará a los investigadores públicos, y la capacidad que se les dará para llevar de la mano los departamentos empresariales de i+de. Que para dichos profesionales será muy relevante, pero para los que tengan la ingenua pretensión de que la economía española se sitúe al menos entre las 15 más innovadoras o más libres, haciendo honor al puesto que ocupa por su PIB, resulta francamente decepciónante.
        • Gracias de nuevo Antonio. Yo estoy totalmente de acuerdo en que las empresas españolas tienen que invertir, y efectivamente se debería intentar que lo hicieran. Pero eso es al margen de que el estado debe invertir en investigación independientemente de lo que hagan las empresas, y de hecho los descubrimientos e innovaciones generados por la investigación pública son impulsores de su aplicación por empresas. Creo que solo un alto grado de sinergia público-privada puede meternos en el top de la innovación (y de la ciencia).
  • Hola,
    soy Manuel de la Rocha V. Secretario de Economía del PSOE. Nuestras propuestas sobre Ciencia e Innovación están contenidas en nuestro programa electoral en dos capítulos. El capítulo de Sociedad del Ciencia, Tecnología e Innovación que es el que habéis recogido, pero también en el capítulo económico en la parte de Economía 4.0, en el que se explica mejor el modelo económico que queremos promover y que incluye muchas más propuestas sobre I+D+i, apoyo a emprendedores, digitalización, etc.. Animo a los autores a que revisen ese capítulo y del Programa Electoral y lo incorporen a este artículo.
    Saludo, Manuel de la Rocha
    • Gracias Manuel. No he entrado en eso ni con el PSOE ni con ningún otro programa. Me he limitado a discutir las propuestas de ciencia y las directamente relacionadas de innovación, y mucho menos a discutir el modelo económico de cada uno (para lo cual no estoy preparado en absoluto). Y como bien dices, de Ciencia, Tecnología e Innovación el programa del PSOE pone lo que digo.
  • Anxo, gracias por la entrada, por haberte leído los programas y por los links.
    Me llama mucho la atención que ninguno de los partidos plantee un escenario en el medio/largo plazo. Soy consciente que el programa electoral debe cubrir el periodo 2016-2020 pero algunos problemas requieren apuestas en plazos más largos. De la misma manera que no es posible planificar adecuadamente la política energética para 4 años, no es posible planificar la educación ni tampoco las instituciones vinculadas con la investigación. Quizá quepa pensar que ese gran pacto por la investigación del que todos hablan trataría este asunto (soy escéptico). En todo caso, para que esto funcione es necesario atraer talento y dudo mucho que nadie vaya a cambiar una carrera más o menos asentada en orto sitio por una promesa que probablemente caduque en cuatro años o cuando vengan mal dadas otra vez. ¿Tú lo harías?
    • Gracias DFB. Desde luego, los programas de todos los partidos son a corto plazo, y da la sensación como tú dices de que lo fían todo al famoso "gran pacto". Yo soy pesimista. Y desde luego, si fuera un investigador trabajando en el extranjero, ni se me ocurriría volverme con ninguna convocatoria, ni de las que prometen ni de las que luego hagan a posteriori. ¿Con la experiencia de las Cajales que luego no dan la plaza fija prometida y firmada por escrito? ¡Vamos, hombre!
      -------------------------------------

HAY 34 COMENTARIOS
  • Señor Sánchez, si le entiendo bien, lo que le está pidiendo al nuevo ministro es que renuncie a la agencia que coordina la investigación científica, sacándola de su Ministerio. ¿No cree que esa petición deberia ir dirigida al Presidente del Gobierno?
  • Gracias Alfonso. El Presidente del Gobierno tiene aún más plancha que el Ministro. Creo que el Ministro debe estudiar el asunto a fondo y proponer al Presidente y al Consejo de Ministros un plan para la Agencia que implemente la Ley de la Ciencia. Sinceramente, no creo que ahora la prioridad del Presidente deba ser estudiar dicha Ley. Otra cosa es quién tenga que aprobar el plan al final, claro.
  • Alguien independiente o al menos que trata de ofrecer opiniones no políticas y si técnicas, no tiene porque insistir con que no vota ni votara a CS, ni en su caso, a cualquier otro partido moderado y democrático, esto es propaganda negativa innecesaria. Produce desconfianza alguien con ideas políticas tan inflexibles incluso a largo plazo
    Por lo demás el análisis técnico, a pesar de ser muy pesimista, me parece válido, aúnque el Sr. Duque podría tener no 18 meses y si muchos más según los resultados de las próximas elecciones , a ver ...
    • Gracias, Innecesario. Tiene toda la razón en que no debería ser necesario que declara mi apoyo o no apoyo a una opción política. Sin embargo, cuando hice el análisis de los programas electorales que cito, y dije que el que me parecía mejor era el de Ciudadanos, me llovieron mensajes y críticas por hacer propaganda de "mi" partido político. Eso se debe a que hay mucha gente que es incapaz de comprender que uno puede analizar los programas de manera desapasionada y tratando de ser objetivo. En todo caso, como me ocurrió aquello, esta vez me pongo la venda antes de la herida y aclaro que no apoyo a Ciudadanos por más que su programa de ciencia me pareciera el mejor. En cuanto a si es propaganda negativa, bueno, para algunos será negativa (les incitaré a no votar a Ciudadanos) y para otros positiva (como este tío no vota a Ciudadanos, yo sí). Espero que el efecto neto de alguien por otro lado poco importante como yo sea nulo. Y finalmente, en cuanto a inflexibilidad, es que Ciudadanos y yo estamos a años luz en muchos temas, pero no me importa citar en particular su política territorial, que si cambiara para encajar con mis ideas tendría que ser ya otro partido...
  • Anxo, a mi juicio, una de las razones por las que los políticos no se ocupan de facilitar y promover la investigación científica es que eso no da votos. Si puedo añadir un asunto más a tu breve lista, pediría al Sr. Duque que aproveche su popularidad para intentar explicar a la gente por qué es importante la investigación científica para nuestro país.
  • Lo siento, pero esto, y el artículo, no deja de ser una versión más de '' que hay de lo mío'' Sr.Ministro. Una versión, culta, refinada, si, de niveles superiores sociales (puestos laborales fijos, salarios medios-altos, etc..) pero que no sale de la actitud de defender su propio pedazo del pastel. Si a esa petición de que 'hay de lo mío' , se añadiese, en el mismo MOMENTO Y LUGAR, otra petición de: ‘’y , Sr. Ministro, no se olvide tampoco,ud. y su gobierno, de pensionistas, usuarios y empleados de sanidad publica, educación, asalariados precarios, desempleados, etc...’’ Colectivos cuya situacon va a peor cada dia al igual que la ciencia y cuya actividad es tan o más importante para el país como la actividad científica (por decirlo vulgarmente, sin ciudadanos sanos, educados, y con empleo NO HAY CIENCIA ALGUNA POSIBLE , esa petición al Sr. Duque sonaría menos a ombligismo. Y no, no vale decir que de esas otras demandas ya se encargan, separadamente, eses otros colectivos, porque precisamente eso ya se esta haciendo-Mareas Blancas, Verdes, Sindicatos, etc.., no funciona, y es el problema de fondo real: ''que hay de lo mío''. Saludos
    • Gracias, Antonio, le agradezco que me lea pero sinceramente su comentario me deja perplejo. Claro que hay muchas otras cosas que importan tanto o más que la ciencia, y puede estar seguro de que la sanidad y la educación pública, por ejemplo, a mí me preocupan muchísimo y espero que este gobierno arregle algunos de los desaguisados que nos ha dejado el anterior. Pero dicho eso, este post es una carta al nuevo Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, que no creo que sea el responsable de la sanidad y la educación (Universidades aparte, que eso podría dar para otro post, en este solo me dirijo a él en lo tocante a Ciencia e Innovación). Y no me parece un "qué hay de lo mío" sino más bien un "necesito poder hacer mi trabajo", renunciando explícitamente a pedir más dinero. Dicho todo lo cual, publico su comentario, con faltas de ortografía y todo, y queda constancia de su disgusto.
      • ¿Entonces que hacemos? ¿aumentamos el presupuesto de I+D y el de educación y el de sanidad y subimos las pensiones? ¿o solo el I+D?. Sería muy interesante saber entonces qué presupuestos bajamos ¿o aumentamos los impuestos? ¿para financiar Ciencia? ... uno solo puede estar de acuerdo con Samuel. Con todo el cariño Anxo, te estás obligando a la melancolía que produce perseguir imposibles.
        La buena noticia es que no creo que ninguna actividad (ni siquiera la ciencia) salga beneficiada de cosas como " Agencia Estatal de Investigación", o el "Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica", de evidentes reminiscencias "gosplanianas" o el delicioso oximoron de "Plan Estatal de Innovación". Conociendo un poco al "homo estatalis" lo más probable (como ya apunta algún comentario) es que se la pasen discutiendo qué competencias corresponden a cada "ego ministerial".
        Más alla de lo divertido de las reminiscencias Orwellianas y del hecho de que Ayn Rand podría haber encontrado en la entrada inspiración para el State Science Institute del Atlas Shrugged, convendría recordar que hay poco que sacar de la planificación top-down de inteligencias superiores centralizadas. Mejor apostar por la "inteligencia distribuida" en universidades autofinanciadas y empresas "obligadas" a la rentabilidad y no al cuento, atentas a la función de pay-off que puedan comandar sus innovaciones. Probar y fallar es mucho mejor que planificar.
        Necesitamos menos griegos y más romanos
        • Gracias Jose Pablo, insisto en lo que digo en el post, propongo cosas para hacer a coste cero. No estoy proponiendo nada que toque los presupuestos porque ya están dados. Así que la primera pregunta que haces no se aplica, la verdad.
          Aparte de eso, un pequeño apunte sobre lo que dices de la planificación. No, la Agencia Estatal de Investigación no debe planificar lo que se debe hacer, sino gestionar los fondos. Una parte de ellos se pueden asignar a ciertas áreas que se identifiquen cómo interesantes (sobre las que seguro se puede discrepar, pero si se eligen por criterios sensatos bien está) y otra se puede dejar a proyectos curiosity-driven propuestos directamente por los investigadores en el área que quieran. Esto último es lo que hace en Europa el European Research Council y el programa FET Open, en los que puedes enviar lo que quieras. El tener una Agencia no significa planificar, significa gestionar. La Agencia, en un momento dado, podría hasta hacer una lotería a ver a quién le da los proyectos, como ya se está empezando a proponer en serio en muchos sitios. Así habría planificación cero y sin embargo todavía necesitarías gestión y, sobre todo, seguimiento: qué hace la gente con el dinero que le doy desde el punto de vista científico (para el económico ya sabemos que está Hacienda).
          • Gracias Anxo.
            La asignación de recursos y el control de resultados lo realiza mejor el mercado que los burócratas, con el alivio para todos los que se sientan identificados con la viñeta de Forges .
            No tenemos un Ministerio para los Automóviles Populares ni uno para la Innovación en la Fabricación de Pan y es más interesante entrar en los concesionarios y los supermercados que en los pasillos de los ministerios.
            Se echan de menos mecanismos de mercado que impliquen menos funcionarios. Y la libertad que da no depender de copias por triplicado y de la arbitrariedad ministerial (la diferencia entre "asignar" y "planificar" solo es temporal) por no hablar de que "políticas estables" es también un oximoron). Eso sí, cuando es el mercado el que asigna recursos y controla resultados via pay-off es cruel con los cuentistas
            • Me vas a perdonar que discrepe. El mercado nunca va a financiar la investigación básica. Nunca. Y además la investigación básica es imprescindible para el sector privado. Como digo muchas veces, baste considerar todo lo que lleva dentro un smartphone/iPhone que ha salido de investigación básica financiada por el estado, desde el GPS a la pantalla táctil pasando por la batería. Lo siento, pero el mercado nunca va a financiar la investigación básica, ni bien, ni mal.
              • Anxo, no lo creo.
                Los mecanismos existen: desde los esfuerzos de institutos tecnológicos autonómicos (de referencia nacional) por asignar sus recursos con mecanismos "de mercado" internos y de "monetizar" las transferencias tecnológicas a empresas hasta referencias internacionales como MIT, que te prometo que no se la pasan escribiendo cartas al "Ministerio" o los 200 millones que recaudó Hans-Werner para el Instituto Tecnológico de Karlsruhe cuando el ministerio de turno se volvió "voluble" (como es su naturaleza ser).
                Es más interesante y productivo dedicar el tiempo a desarrollar y profundizar esos mecanismos que a buscar el ámparo de los burócratas. Como en la Ciencia, la falta de imaginación es el único límite, y hay que reconocer que andar suplicando a los burócratas es un empleo subóptimo (y humillante) para nuestro talento más brillante.
              • Pues no te lo creas, pero aquí tienes el dato por ejemplo: http://time.com/4089171/mariana-mazzucato/Y ya de paso te aclaro que precisamente la Agencia no debe ser manejada por burócratas sino por científicos, como digo en el post y como hace el ERC. ERC que, por cierto, financiando ciencia básica está también demostrando ser un potente motor de la innovación: el 50% de los proyectos que financia han resultado en un impacto en en la economía y la sociedad https://erc.europa.eu/projects-figures/facts-and-figuresO sea, que no.

                fuente
                http://nadaesgratis.es/admin/carta-abierta-al-nuevo-ministro-de-ciencia-innovacion-y-universidades